Categorías
Propietario

Alquilar tu piso a estudiantes… ¿buena idea?

Alquilar piso a estudiantes

Alquilar tu segunda vivienda siempre es una gran opción, pues te generará una gran rentabilidad a largo plazo. Por eso, a no ser que tengas un apuro económico, siempre recomendamos alquilar antes que vender.

Sin embargo, dentro de los diferentes contratos, encontramos uno que se repite con frecuencia: alquilar piso a estudiantes.

¿Buena o mala decisión?

El alquiler a estudiantes suele generar numerosas dudas, pues los propietarios temen que no cuiden de la vivienda como deben, o que hagan fiestas a horas inapropiadas.

Con todo, es una opción que te permitirá tener la vivienda ocupada por completo. Además, la gran mayoría de los estudiantes están avalados por sus padres, por lo que el índice de morosidad suele ser mínimo.

A continuación te explicamos los pros y los contras de alquilar tu piso a estudiantes, para que puedas estar informado antes de tomar una decisión. 

Alquilar piso a estudiantes: ventajas

Pese a que el alquiler a estudiantes es una opción a valorar, siempre recomendamos el alquiler de larga duración.

No solo por la limpieza y el cuidado del piso (ya que para tus inquilinos se convierte en su vivienda habitual) sino por el trato y la tranquilidad de saber que tu casa está en las mejores manos.

Con todo, el alquiler a estudiantes también puede convertirse en una opción interesante.

Sobre todo, para aquellos propietarios que tengan un piso cerca de las zonas universitarias, centro de la ciudad, o que esté bien conectado con el transporte público.

Seguridad económica

La mayoría de los estudiantes que acuden a otra ciudad para formarse suelen tener solvencia económica, ya sea porque disponen de ayuda familiar o de una beca. 

Contar con ese aval económico es una gran ventaja, pues sabrás de antemano que los avalistas, por lo general los padres, se harán cargo tanto de la renta como de los posibles daños en la vivienda.

No obstante, es posible que no tengas forma de comunicarte directamente con los padres (quienes están pagando tu renta).

De hecho, muchos padres ni siquiera saben realmente a qué se dedican sus hijos en la vivienda alquilada. Por tanto, debes tener mucho cuidado a la hora de alquilar a estudiantes, más que nada, en la selección y estudio previo.

Y, si quieres una mayor protección y tranquilidad, siempre puedes optar por tener el cobro de tu alquiler garantizado.

 👉 En este post te explicamos las ventajas del alquiler garantizado.

Alquiler por habitación

Algunos propietarios deciden alquilar el piso por habitaciones para obtener más beneficios.

Aunque es una opción rentable a corto plazo, si lo que buscas es tranquilidad y mayor rentabilidad mirando al futuro, siempre te convendrá hacer un alquiler de larga estancia.

Alquiler con regularidad

Aunque hay bastante rotación de estudiantes, la mayoría permanecen en el piso al menos durante todo el curso académico. 

De hecho, algunos estudiantes permanecen en el mismo piso durante varios cursos, incluso con los mismos compañeros. 

Además, si el piso se encuentra en buen estado y está equipado, se puede alquilar con bastante regularidad. 

Contratos cortos

Aunque puedas verlo como una desventaja, lo cierto es que recuperar tu vivienda cada cierto tiempo puede ayudarte a tomar nuevas decisiones.

Además, aunque la duración inicial de los contratos se estipula en 5 años, siempre se incluyen cláusulas que permiten a los inquilinos salir de forma anticipada.

En estos casos, lo normal es solicitar un preaviso de 2 meses de antelación antes de liberar el piso.

Reducción del 60 % en el IRPF

Tal como recoge la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) podrás descontarte el 60 % del IRPF por el arrendamiento de tu vivienda, siempre y cuando el contrato de alquiler sea superior a un año. 

Por tanto, no es aplicable al alquiler temporal (de septiembre a junio normalmente) ya que el inmueble tendrá que ser la vivienda habitual del estudiante durante ese periodo. 

Una ventaja más del alquiler de largo plazo frente a otras opciones.

Alquilar piso a estudiantes: los inconvenientes

Por supuesto, alquilar piso a estudiantes también presenta algunas desventajas, aunque también pueden subsanarse dejando claras las normas desde un principio en las cláusulas del contrato de alquiler.

No obstante, como decíamos anteriormente, la tranquilidad del alquiler convencional no puede compararse con nada.

Fiestas y uso indebido del piso

Esta es una de las principales preocupaciones de los propietarios. Lo cierto es que, aunque los estudiantes aprovechan su etapa universitaria para salir de fiesta, pocas veces la trasladan a su vivienda de alquiler.

Esto se debe a que conocen las consecuencias desde un inicio, por lo que no quieren tener problemas con la comunidad de vecinos o arriesgarse a perder el piso a mitad de curso por incumplimiento del contrato.

Por eso la importancia de un contrato de alquiler muy claro.

Desperfectos en la vivienda

Si acabas de reformar tu vivienda o el mobiliario se encuentra en perfectas condiciones, es posible que este punto también te preocupe. 

Muchos estudiantes no tienen experiencia viviendo solos, o son menos cuidadosos, lo que puede traducirse en dejadez en la limpieza o desperfectos en el piso o electrodomésticos. 

Inventario en el contrato 

Por eso, es importante que hagas un inventario de cada uno de los muebles y electrodomésticos de la vivienda, idealmente adjuntando imágenes en el contrato para poder acreditar el estado de los mismos. 

Por otro lado, la fianza de los estudiantes podría paliar esta situación.

Renovación de los contratos

Otra de las ventajas del alquiler de larga duración es que el contrato se renueva automáticamente año tras año, a diferencia de lo que ocurre en el contrato a estudiantes.

Esto puede suponerte algo incómodo, pues tendrás que buscar a nuevos inquilinos cada nueve o diez meses. 

👉 Si este tema te interesa, aquí te damos algunos tips para que puedas encontrar al mejor inquilino en el menor tiempo posible.

En definitiva…

Alquilar piso a estudiantes presenta ventajas, aunque también algunos inconvenientes. Por ello, deberás tener precaución y dejar las normas claras desde un inicio. 

Aunque es una opción a valorar, sin duda la mejor opción siempre será el alquiler de larga duración.

Tanto por tu tranquilidad económica (mayor rentabilidad), como mental por el mantenimiento de la vivienda, pues de esta forma tendrás mayor certeza de que vas a encontrártela en buen estado cuando la recuperes.

Por otro lado: 

  • Contarás con el aval económico de los padres, por lo que el índice de morosidad es prácticamente nulo.
  • Podrás reducirte un 60 % del IRPF, siempre y cuando el alquiler sea superior a un año y esta constituya la residencia habitual del estudiante. 
  • Tendrás que adjuntar en el contrato de alquiler un inventario con imágenes de todos los muebles y electrodomésticos del piso. 

Te ayudamos a alquilar tu vivienda

¿Quieres alquilar tu piso? En Wolo encontramos a tu inquilino ideal en dos semanas. Además, te garantizamos el cobro de tu renta el día 12 de cada mes, sin excepciones. 

¡Nuestros servicios están disponibles en toda España!

¡Únete a Wolo! El alquiler online e inteligente. 

Deja un comentario