Categorías
Propietario Tecnología

La evolución del alquiler: Del escaparate al Alquiler Digital

Hace tiempo que escuchamos hablar de la transición digital de sectores históricamente “tradicionales”. El inmobiliario es uno de ellos. Más que nunca vivimos la transición hacia un alquiler más digital, accesible y transparente, y quien no se adapte, corre el riesgo de quedarse por el camino.

La evolución

Piensa en las antiguas agencias de viaje. ¿Recuerdas sus escaparates? Magníficas fotos de destinos paradisíacos y promociones inigualables para viajes de todo tipo (cruceros, playa, montaña, familia, pareja, solteros). Un agente comercial que nos explicaba cada paso del viaje y que era la persona de confianza a la cual acudir si teníamos alguna duda, problema o incidente. A partir de ahí, solo quedaba contratar el servicio y confiar en que lo que compramos, realmente era lo que íbamos a tener.

La era digital trajo consigo muchos aspectos positivos. El acceso a la información, la instantaneidad de los procesos, la democratización de servicios que tenían una oferta limitada y que con el surgimiento de las nuevas tecnologías encontraron un nuevo mundo, con nuevos actores. Las empresas rompieron las barreras territoriales y los clientes empezamos a tener acceso a muchos más productos y servicios que antes era impensado tener o conseguir, o que existían solo en nuestro imaginario.

Las sociedades también han tenido que adaptarse a esta evolución, por momentos brusca. Muchos oficios han dejado de existir y muchos más se han creado. Hemos descubierto nuevas formas de aprender y de educarnos. Nuevos conocimientos. Nuevas habilidades. Y todo en un período de tiempo muy corto.

Los clientes somos cada vez más exigentes. Sabemos exactamente lo que queremos y lo queremos ahora. Nuestros gustos son cada vez más específicos y sabemos lo que hay detrás de los procesos productivos y logísticos. Las modas se acortan y las tecnologías evolucionan a un ritmo frenético.

Las agencias de viaje sufrieron esta evolución y muchas quedaron atrás, pero muchas más resurgieron y encontraron en esta evolución la oportunidad de hacer algo diferente e innovador, de diferenciarse. Supieron adaptarse y encontrar su hueco. Así hoy tenemos por ejemplo empresas como Booking o Skyscanner. ¿Quién no las ha utilizado?

Con un par de clics podemos estar en Barcelona, Cádiz, Nueva York o Dehli, contratar un hotel y excursiones desde el móvil, conseguir que un coche nos espere en la puerta del aeropuerto con un cartel que pone nuestro nombre, y mucho más.

El sector inmobiliario

Cuando camino por las calles de Barcelona, donde vivo, veo los escaparates de las inmobiliarias y me recuerdan a las agencias de viaje. Pisos en venta y alquiler publicados en escaparates colgantes por momentos difíciles de leer con llegada solamente a quién pasa por la calle. Escritorios con papeles, contratos firmados a mano directamente en la oficina, llamadas, traslados, información de difícil acceso… ¿por qué no aprovechar los beneficios de la tecnología?

Todo tiene un proceso natural, es verdad. El ser humanos por naturaleza se resiste al cambio y muchas veces cuesta aceptar que las cosas ya no son como eran. Pero las generaciones cambian, y con ellas las costumbres, los gustos y las necesidades, y quien no se adapta, corre el riesgo de quedarse por el camino.

¿Estamos ante el mismo fenómeno que cambió para siempre el modo en que organizamos nuestros viajes?

La respuesta es sí.

El alquiler digital

El tiempo de los traslados innecesarios, de lo papeleos infinitos y los archivadores explotados se está terminando. 

Con la llegada de las nuevas tecnologías todos los actores directos e indirectos del mercado del alquiler se han visto de alguna forma beneficiados: propietarios, inquilinos, empresas del sector, gestores patrimoniales, profesionales arquitectos, interioristas, electricistas, carpinteros, fontaneros. Todos han visto incrementado de una manera u otra su mercado potencial.

La digitalización nos ha dado acceso a muchísima más información y la posibilidad de conectar con las personas de forma instantánea. Plataformas como Idealista, Habitaclia o Fotocasa son un gran ejemplo de este proceso. Pero también lo son las redes sociales como Instagram y Facebook o incluso LinkedIn.

Como comentamos en nuestro último artículo “Guía básica para alquilar tu piso con tranquilidad”, hoy tener unas buenas fotos es crítico, y las podemos incluso agendar online sin siquiera salir de casa o estar en el piso cuando viene el fotógrafo. Ni hablar de hacer tours virtuales, estudiar planos, o recorrer las calles del barrio con Google Maps.

Softwares como Signaturit nos permiten crear y compartir contratos para ser firmados en línea sin necesidad de salir de casa y con garantías absolutas de seguridad y esto ha facilitado procesos a inmuebles con varios propietarios o varios inquilinos.

La digitalización de documentos nos permite tener acceso a todo, todo el tiempo. Sin necesidad de depender de terceros o de tener espacios para almacenar papeles que luego son de difícil acceso.

Con las tecnologías de la información podemos ver informes sobre el mercado, tendencias de precios en el país, ciudad o barrio y previsiones económicas en tiempo real.

El alquiler digital nos da agilidad y nos permite ser proactivos en nuestra búsqueda de piso o inquilino. Quedarse sentado esperando a que llamen a la puerta ya no es una estrategia válida.

Nuestra experiencia

Alquilar tu piso desde el sofá de tu casa sin más necesidad de más recurso que un móvil. Tener las mejores fotografías, hacer un estudio de inquilinos que va más allá de la solvencia económica y que mira también lo social y personal, almacenar datos en la nube y tener acceso a ellos de forma libre y permanente con la mayor seguridad, tener un soporte en línea siempre que se necesite, asesoramiento de expertos a un clic de distancia, olvidarse para siempre de resolver incidencias y reparaciones derivadas del alquiler, o de hacer visitas improductivas, son solo algunas ventajas del alquiler digital.

El alquiler digital ha llegado para quedarse y dar respuestas a propietarios e inquilinos cada vez más exigentes. 

En Wolo decidimos recorrer este camino y liderar esta transición necesaria hacia un alquiler digital más transparente y justo.

Hemos decidido adaptarnos y responder a las necesidades de los propietarios e inquilinos de hoy. Escuchar al mercado, entender sus inquietudes y ofrecer soluciones actuales y reales. Y no somos los únicos, cada vez más empresas, profesionales y sobre todo usuarios deciden evolucionar.

El camino es largo y aún queda mucho por hacer.

Y tú, ¿qué piensas alquiler digital?

Coméntanos qué te ha parecido este artículo y compártelo con quien quieras.

¿De qué te gustaría que hablemos en nuestra próxima publicación?

Si necesitas ayuda para alquilar tu piso, ponte en contacto con nosotros.

Alquilar mi piso ahora

Deja un comentario