Categorías
Seguridad - Propietario

Cómo alquilar mi piso de forma segura – 20 claves principales

como alquilar mi piso de forma segura

Si has llegado hasta aquí es porque quieres alquilar tu piso, pero no sabes bien cómo hacerlo.

No te preocupes, es normal, a la mayoría le pasa. Estamos seguros de que todo propietario se ha preguntado alguna vez “cómo alquilar mi piso de forma segura”… y tú no ibas a ser menos, ¿verdad?

Es probable que hayas escuchado historias de miedo acerca de propietarios con malas experiencias e inquilinos infernales. Es incluso posible que tengas en tu cabeza docenas de razones para decir “no”.

Vamos a contarte un secreto: las malas historias reciben la mayor atención, pero son minoritarias. Cada día, miles de propietarios alquilan sus casas a buenos inquilinos y consiguen beneficios mensuales con ello.

Eso sí, para minimizar molestias y riesgos conviene tener una planificación y preparación adecuada.

En este post te contaremos las 20 claves que harán que puedas arrendar sin preocupaciones. ¡Vamos a por ello!

Cuáles son los pasos para poner un piso en alquiler

En este apartado veremos los pasos más habituales que debes seguir antes de lanzarte a alquilar tu piso.

1. La pregunta que debes hacerte: ¿quiero alquilar mi piso de forma segura?

Lo primero que debes valorar es si estás interesado en alquilar tu propiedad.

Muchas veces no lo tenemos claro y eso conlleva que encontremos pegas donde no las hay. Si quieres tener un proceso feliz, la mejor forma es tener seguridad de que quieres hacerlo. 

2. Tener el consentimiento del resto de propietarios

Si el piso está a nombre de dos o más personas, asegúrate de que tienes el consentimiento del resto.

Esto te evitará muchos problemas y malentendidos familiares.

3. Todos los requisitos legales en regla

Para alquilar legalmente es necesario que cumplas una serie de requisitos legales.

Esto es positivo para ti, ya que si tienes todo en regla te evitarás sanciones por parte de las administraciones públicas.

Además, también lo es para el inquilino, que tendrá mayor seguridad, lo que, a su vez, te ayudará a encontrar mejores inquilinos interesados.

De esto hablaremos más abajo, en el apartado de “requisitos para poner un piso en alquiler”. 

4. Investigar el mercado y poner precio al alquiler

Solemos intentar equiparar el alquiler que queremos recibir con la cuota de la hipoteca que estamos pagando. 

Esto es un error, los precios en el mercado de alquiler varían en función de la zona, fecha de construcción, calidades, reformas, número de habitaciones, etc.

Tu cuota de la hipoteca es una referencia que puede hacerte elegir un precio fuera de mercado, por alto o por bajo. 

Lo que afectará a tu objetivo de alquilar con seguridad y que puede hacerte perder dinero o te impida encontrar a los inquilinos idóneos.  

5. Encontrar inquilinos: toca promocionar la vivienda

“Quiero llegar al máximo número de inquilinos para alquilar mi piso rápido”. Se trata de un pensamiento muy común, pero, ¿y la calidad de esos inquilinos?

Letreros en los balcones, anuncios en periódicos, webs y escaparates de inmobiliarias, existen muchas estrategias de marketing para atraer a personas interesadas en tu piso.

Sin embargo, no por publicarlo en más sitios obtendrás una visibilidad de calidad, sino todo lo contrario. Cuando el piso está publicado por varias agencias se desvaloriza y se pierde la percepción de exclusividad.

Recuerda, no es la cantidad
, ya que puedes encontrar decenas de malos inquilinos, sino que estos sean idóneos.

Más abajo, la clave para encontrar buenos inquilinos 😉

6. Elegir, firmar y alquilar… y todo lo que viene después

Una vez que has elegido a la persona que vivirá en tu casa, hay que cerrar el alquiler.

En esta fase, el inquilino entrega la fianza y firma el contrato. 
Luego tú entregas las llaves y empieza una nueva bonita relación, en la que ambos debéis cumplir vuestras obligaciones.

Grandes consejos para alquilar tu piso de forma segura

Si quieres conocer los riesgos de alquilar, échale un ojo a este post: riesgos al poner mi piso en alquiler.

Y si quieres evitarte problemas, te damos una serie de pautas a seguir que te vendrán fenomenal:

7. Preselecciona y establece criterios para el alquiler 

Ya lo hemos dicho antes, lo importante no es recibir muchas llamadas preguntando por tu piso, sino encontrar un inquilino de confianza.

¿Cómo encontrarlo? La investigación es la clave

Realiza una preselección de inquilinos

Antes de reunirte con los candidatos, realiza una revisión previa. La forma más sencilla es estableciendo unos criterios de alquiler y explicando esos criterios por teléfono.

Por ejemplo, unos criterios tipo podrían verse así:

  • Los ingresos brutos mensuales deben equivaler a tres veces o más el alquiler mensual. 
  • La acreditación de empleo debe realizarse con comprobantes (es decir, nóminas y recibos de pago) de los ingresos mensuales.
  • Buenas referencias de propietarios anteriores.
  • Número de mascotas permitidas (si es que se permite alguna).
  • Cantidad total de ocupantes permitidos.

Es solo un ejemplo, puedes establecer diferentes criterios, pero es muy importante que existan y que el inquilino los cumpla.

8. Comprueba la veracidad de tus criterios de alquiler

El gran inconveniente de comprobar los datos es que requiere tiempo, y seamos sinceros: en el día a día es complicado sacar unas horas para ello. 

Puede leerle la lista de requisitos y preguntarle si los cumple, pero estarías confiando en la respuesta de una persona que todavía no conoces.

Ojo, que puede ser el mejor del mundo. La realidad es que todavía no lo sabes.

Debes realizar la comprobación de manera manual y exhaustiva para asegurarte de que cumplirá con su parte. 

¿No puedes hacerlo? Mejor delegar, que dejarlo pasar. De verdad. 

9. Fotografías previas al alquiler

Las buenas fotografías son un instrumento increíble para que los usuarios se enamoren de tu piso y decidan alquilarlo.

De hecho, te recomendamos que trabajes con un profesional que te haga marcar la diferencia con respecto a tus competidores. 

Además, son la prueba del estado previo al alquiler. No escatimes en detalles si quieres tener la seguridad de que tu piso te será devuelto en las mismas (o mejores) condiciones. 

10. Protege tus derechos con un contrato de arrendamiento

Un buen contrato de arrendamiento acorde a la ley, sin cláusulas abusivas que puedan impugnarse, dará certidumbre a la relación propietario-inquilino. 

Intenta evitar los modelos de Internet, es muy posible que no estén actualizados o que no incluyan todo lo que necesitas incluir. 

11. Evita a los morosos: asegura tu cobro.

Si alquilas tu casa es porque quieres recibir un dinero a cambio de su uso y disfrute. No hay nada más preocupante para un propietario que no recibir su dinero.

Existen servicios que garantizan el cobro puntual de tu alquiler y que te darán estabilidad mes a mes.   

12. Delega la gestión del alquiler para obtener seguridad

No solo es encontrar a un inquilino, es gestionar todo lo que conlleva la relación futura con el mismo. 

Un profesional cualificado te ayudará a encontrar a un inquilino acorde con tus exigencias. 

No obstante, gestionar un arrendamiento es mucho más que eso: pagos, reparaciones, llamadas, toques de atención, exigencias de cumplimiento de contrato, etc.

El consejo es que ahorres tiempo y ganes en seguridad trabajando con profesionales. 

13. Haz un plan financiero: ingresos – gastos

Quieres que tu vivienda te genere ganancias, no sustos. Valora los costes de mantener la casa y del alquiler para planificar tu dinero.

Alquilar una casa no suele ser un plan de enriquecimiento rápido (ni siquiera los alquileres de vacaciones), sino una inversión a largo plazo.

Considera los siguientes gastos en tu presupuesto:

  • Pago de hipoteca (si corresponde)
  • Impuestos de la propiedad (IBI, etc.)
  • Seguros
  • Mantenimiento regular
  • Reparaciones y actualizaciones.
  • Imprevistos.

Requisitos para poner un piso en alquiler

Muchos nos preguntan: “Oye, Wolo, ¿cómo puedo alquilar mi piso legalmente?”.

Pues allá va, hablemos de los requisitos para alquilar legalmente tu vivienda.

El proceso puede ser sencillo, siempre y cuando contemos con los trámites administrativos y legales necesarios.

14. Contrato de alquiler de vivienda

Se trata del documento más importante. Lo deben ratificar las partes implicadas (inquilino/s y dueño/s del piso) y figurar la mensualidad, forma de pago, plazo de arrendamiento y otra series de cláusulas que impone la Ley de Arrendamientos Urbanos.

15. Escritura o acreditación de la propiedad

El inquilino debe poder comprobar que la titularidad de la propiedad se corresponde con la persona que va a firmar el contrato de arrendamiento.

Es decir, debes poder acreditar que el piso es tuyo. 

16. Certificado energético

Es un requisito obligatorio por ley incluir la etiqueta de eficiencia energética en los anuncios que lo publiciten o, al menos, indicar que está en trámite. 

Para que sea válido, debe estar suscrito por un técnico competente y acorde a documentos reconocidos por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo. 

17. Licencia de primera ocupación 

En algunas comunidades es obligatorio proporcionar la licencia de primera ocupación (LPO) a los futuros inquilinos, cuando son viviendas de nueva construcción.

18. Cédula de habitabilidad

Es un documento administrativo que sirve para acreditar que tu vivienda tiene las condiciones técnicas mínimas para ser habitada y que tu inquilino puede vivir en ella en condiciones salubres.

Los requisitos para conseguirla dependen de cada comunidad autónoma.

19. Otros requisitos legales

  • Entrega de llaves de la vivienda: es obvio, pero necesario. 
  • Depósito de la fianza: implica una mensualidad de la renta.

Es recomendable depositarlo en el organismo correspondiente de la comunidad autónoma. Así Hacienda tendrá constancia del arrendamiento.

Complementa esta entrada con nuestro post: requisitos para alquilar mi piso.

Beneficios de alquilar tu piso con Wolo

20. Pago garantizado y gestión personalizada

¿Después de este post sigues preguntándote “cómo alquilar mi piso de forma segura”?

En Wolo publicitamos tu piso, seleccionamos y encontramos a tu inquilino ideal en tan solo 2 semanas.

Además, garantizamos tu cobro el día 7 de cada mes, sin excepciones. Si tu inquilino no ha pagado, nosotros te adelantamos el dinero.

Nos ocupamos de la gestión de manera ágil y eficiente, así puedes disfrutar de tus ingresos y dedicar tu tiempo a otras cosas más productivas. 

¿Quieres seguridad y tranquilidad en tu alquiler?

Infórmate GRATIS

Enviar email
Enviar WhatsApp