Categorías
Propietario / Inquilino

Cómo personalizar un piso de alquiler y convertirlo en TOP 

personalizar un piso de alquiler

Acabas de mudarte a un piso de alquiler. La vivienda te encanta: se encuentra justo en la zona que querías y es bastante luminosa. Pero (casi siempre hay un pero), la decoración no te fascina… o no encaja con tu personalidad. Si este es tu caso, ¡tranquilo! Existen muchas formas de personalizar un piso de alquiler a precios relativamente bajos.

Desde cambiar los cuadros o los elementos que no te agraden visualmente hasta pintar las paredes de las distintas estancias. Eso sí: deberás contar siempre (sin excepciones que valgan) con el consentimiento del propietario.

De esta forma, evitarás problemas en un futuro con el propietario o la propietaria. Recuerda que, al estar de alquiler, es posible que no te permitan hacer algunas modificaciones estructurales o reformas dentro de la vivienda.

A continuación te damos algunos trucos para tunear un piso de alquiler y convertirlo en TOP… sin dramas innecesarios. ¡Vamos allá!

Negocia con el propietario

Esta es la parte más importante antes de comenzar con cualquier transformación en el piso que implique hacer obras o cambios profundos. 

Hacer agujeros, pintar una pared o poner papel decorativo, hacer bricolaje… necesitarás el consentimiento del propietario antes de nada. 

👉 En este post tienes algunos tips para una buena relación entre propietarios e inquilinos. 

Mejoras en el inmueble

Una buena opción es argumentar que vas a mejorar el estado de la vivienda, por lo que no tendrá que molestarse en hacer reparaciones o pintar en un futuro. 

Los agujeros siempre se pueden tapar, la pintura se puede modificar y de cara a un próximo inquilino la vivienda tendrá una mejor apariencia.

Hazle reflexionar

Si al propietario le ha gustado tu perfil por ser una persona responsable, con estabilidad laboral y con pretensiones de quedarte en la vivienda durante los próximos años, probablemente no sea un problema que decores a tu gusto el inmueble.

Hazle entender que lo único que quieres es sentirte cómodo o cómoda en la vivienda y mejorar cada una de las estancias. 

👉 Descubre en este post cómo decorar un piso pequeño para sacarle el máximo provecho.

Limpieza profunda

Nada decora más un inmueble que una buena limpieza, eso es así. 

Limpia a fondo las habitaciones y guarda en una caja (asegurándote de embalar bien las piezas frágiles) aquellas figuras o pequeños utensilios que no encajen contigo. 

Guarda cuadros y piezas pequeñas

También puedes guardar los cuadros que no te entusiasmen. Como se suele decir… ojos que no ven, corazón que no siente. 

Si tienes una buena relación con el propietario, es posible que acepte guardarlos en otro lugar, como un trastero.

Pero, si no dispone de otro espacio, tal vez debas guardarlos en el fondo de un armario o en el interior de un mueble que no vayas a utilizar.

Las paredes

La mejor opción, por higiene y por estética, siempre será pintar las paredes. No solo le dará un aspecto renovado a la vivienda, sino que también es una buena forma de desinfectar.

Lienzos y tapices 

Pero si el propietario no te permite hacer cambios en las paredes, siempre existen soluciones alternativas para personalizar un piso de alquiler. Por ejemplo, podrías optar por tapices (están cada vez más de moda) o lienzos de gran tamaño. 

De hecho, en el dormitorio podría servir incluso de cabecero, por lo que te ahorrarías dinero en los muebles o la decoración.

¿El propietario tampoco quiere agujeros? Déjalos colocados en el suelo o encima de una repisa. ¡Seguro que queda fenomenal!

Baños y cocina

Suelen ser las estancias más ‘conflictivas’, ya que difícilmente te permitirán hacer obras.

Sin embargo, siempre hay opciones para personalizar un piso de alquiler a buen precio, por más complicado que parezca.

Suelos antiguos

Si el suelo es muy antiguo o no te agrada, una idea es colocar suelos laminados con sistema click. Son muy fáciles de instalar encima del suelo y no producen ningún tipo de deterioro. Además, cuando termine el contrato de alquiler podrás llevártelo contigo. 

Mobiliario 

¿Los muebles del baño o la cocina son muy antiguos? No hay nada como una buena capa de pintura y barniz. También es posible modificar el aspecto y el color de los muebles con vinilos adhesivos.

Otra opción es cambiarlos. Hoy en día hay muchas posibilidades y a muy buen precio.

Saca tu lado creativo y no te quedes solo con lo que es estrictamente de baño. Hay muebles que quizás encajan a la perfección en este espacio y que originalmente son pensados para otra estancia.

Tiradores, patas y puertas

Puedes cambiar los tiradores por unos más actuales y añadirle patas a los muebles, si se te da bien el bricolaje. 

Por otro lado, si los armarios son muy añejos o tienen demasiada presencia, podrías desmontar las puertas y guardarlas, dejando tu vajilla a la vista. 

De hecho, si eres una persona creativa y tienes tiempo, puedes colocar en el fondo un trozo de cartón o madera con un vinilo decorativo que vaya a juego con la estancia. 

Dormitorio

Es el espacio en el que más cómodo deberás sentirte, ya que el dormitorio está pensado  para el descanso y la relajación. 

Cambia las cortinas por un estor plegable, compra cojines y un juego de cama alegre, modifica las lámparas de la mesita de noche (si no te gustan las que hay) y añade una alfombra a los pies de la cama. ¡Verás qué cambio!

Apuesta por las plantas

¡Las plantas dan vida! Ya sea en la cocina, el salón o incluso en el dormitorio o el baño, las plantas dan un toque de alegría y diversión a las estancias. 

Apuesta por ellas y, de paso, aprovecha para disimular las imperfecciones de las paredes, los muebles o el suelo. 

Resumiendo:

Hay muchos trucos para personalizar un piso de alquiler y que este sea más bonito. Desde pintar las estancias y cambiar completamente la decoración (cortinas, sábanas, menaje, cuadros…) hasta renovar por completo los muebles. 

No obstante, recuerda que a la hora de hacer reformas o cambiar las paredes deberás contar con el consentimiento del propietario.

Además…

  • Antes de personalizar un piso de alquiler deberías hacer una limpieza a fondo.
  • Guarda todos los elementos del propietario (figuras decorativas,  vajilla, cuadros…) y protégelos para que no se estropeen.
  • A ser posible, opta por soluciones que te permitan transportarlas contigo una vez finalizado el contrato de alquiler, como lienzos y tapices.
  • Una alfombra o un suelo laminado con sistema click puede ayudarte a mejorar la apariencia del suelo. 

¿Estás buscando piso?

En Wolo, nos encargamos de absolutamente todo para que encuentres el piso de tus sueños en un abrir y cerrar de ojos. Sin preocupaciones y con todas las garantías.

Viviendas en estado óptimo, fotografías que se ajustan a la realidad y un enorme respeto por la decisión de mudarte a un nuevo piso. 

👉 Aquí tienes las claves para encontrar el piso perfecto sin morir en el intento. 

¡Únete a Wolo! El alquiler online e inteligente.

Deja un comentario