Categorías
Propietario Propietario / Inquilino

Manual TOP para hacer fotos para alquilar tu piso

El arte de la fotografía es mucho más que darle a un botón y esperar a que salga algo interesante: es preparación, diseño y encontrar el momento justo para transmitir lo que se quiere transmitir. 

La primera impresión es lo que cuenta para muchos usuarios, por eso hacer buenas fotos para alquilar tu piso es tan importante. 

Encender las luces, destacar los puntos fuertes o escoger un ángulo correcto pueden ser claves para convencer a un inquilino que quiera ir a ver tu vivienda.

¡Te  mostramos los secretos para conseguir una fotografía inmobiliaria ideal!

Y si lo que quieres es conocer la manera de alquilar tu casa sin complicaciones, echa un vistazo a este post sobre consejos para alquilar tu casa de forma segura.

1. La elección de la cámara para hacer las mejores fotos de tu vivienda

Dicen que la cámara de fotos perfecta no existe, pero sí que hay muchas que ofrecen lo que te hace falta para sacar el máximo partido a tu vivienda.

Si eres un usuario aficionado, lo más importante es que entiendas y estés a gusto con tu cámara. 

De nada te servirá un aparato superavanzado con cientos de opciones manuales, si no sabes manejarlo.

Tenlo presente a la hora de comprar la cámara que te hace falta.

No obstante, es muy posible que lleves ya contigo todo lo necesario para conseguir una buena fotografía. 


Una opción que siempre está ahí: fotos con el móvil

La calidad de imagen que ofrecen los móviles ha mejorado hasta equipararse con las cámaras de gama media.

Además, ofrecen una ventaja interesante: las apps

Esto te permitirá realizar la edición y el procesamiento desde el mismo dispositivo y así conseguir un resultado muy atractivo en cuestión de minutos. 

2. Encuentra el ángulo con el que tu casa enamore

Al igual que las personas, las viviendas también tienen lados buenos.

¿Quieres mostrar tu enorme salón?, ¿una habitación coqueta y confortable?

La elección del ángulo en fotografía inmobiliaria busca conseguir resultados naturales. Es decir, emular lo que una visita vería.

Valora desde dónde tomarás la foto 

Las imágenes de una misma habitación pueden hacerla más pequeña, grande o luminosa, así que prueba y encuentra la toma perfecta.

Practica con los 5 ángulos de disparo claves en la fotografía.

Y es que la fotografía de inmuebles no tiene mucha materia prima, ni paisajes con los que jugar, así que tendrás que usar todos los medios a tu alcance para conseguir imágenes atractivas.

Como consejo: intenta hacer las fotos para alquilar un piso desde las esquinas y a la altura de los ojos, así darás mayor dinamismo y veracidad a la imagen. 


3. La luz: la clave de la fotografía inmobiliaria

A nadie le gusta ver una fotografía oscura. Muchas veces nos encontramos con imágenes con cortinas cerradas, con luz amarillenta y sombras extrañas.

¡No desmerezcas tu piso! Elige el momento ideal del día en el que la luz natural sea tu aliada.

La iluminación es importante en todo tipo de fotografías, pero, aún más, en el interior. Recuerda que la mayoría de las fotos que tomarás en tu piso serán desde dentro.

Por tanto, al ser fotografía de interior, tendrás que tener en cuenta algunas recomendaciones:

  • Abre cortinas y persianas para que entre luz. 
  • Si quieres resultados naturales, evita el uso del flash. 
  • Cuando sea necesario usar flash intenta hacerlo sutilmente.
  • Usa trípode si el tiempo de exposición es alto.
  • Aprovecha las horas de sol.
  • Los tonos cálidos son más agradables, así que intenta que el día no esté nublado.
  • Si no entra mucha luz en casa, enciende todas las luces. 

4. El trabajo previo: prepara el escenario


Cuando quieres mostrar un producto, en este caso tu piso, no basta con hacer fotografías sin ton ni son. 

Hay que realizar un trabajo previo de preparación, donde se diseñe el escenario que será capturado por la cámara, es lo que se conoce como Home staging.

A evitar:

  • Objetos personales que no vayan a estar ahí cuando el futuro inquilino vea el piso. 
  • Papeles.
  • Ropa.
  • El desorden, en general, no está bien visto. 
  • Reflejo de personas en los espejos.

    A conseguir:
  • Un espacio ordenado.
  • Formas simétricas (son lo contrario del caos). 
  • Líneas perpendiculares en las habitaciones. 

5. En la fotografía inmobiliaria los detalles importan y mucho

Esta bien, ¿quieras conseguir fotos para alquilar tu piso?

Marca la diferencia haciendo lo que no todos hacen. 

No solo planos generales

Es cierto, los planos generales y las zonas amplias son esenciales. Sin embargo, es posible que tu futuro inquilino tome la decisión por un primer plano. 

Es decir, las fotos para alquilar tu piso darán una visión global, pero también única.

¿Tienes un azulejo interesante en la pared?, ¿una lámpara alucinante?, ¿unos fogones antiguos de gas?

Cada piso tiene su personalidad, y los primeros planos pueden ayudarte a mostrarla.

Ojo a lo que se cuela de fondo

Cuando hacemos una fotografía muchas veces no reparamos en lo que aparece como invitado no deseado.

Por ejemplo, alguna vez nos hemos encontrado fotografías de pisos con baños con tapas de váter abiertas, ropa amontonada en una mesa, gente dentro de la casa, incluso evidente suciedad.

En tu fotografía perfecta no hay lugar para este tipo de elementos, ¡evítalos!

6. Algunas directrices para tu actual inquilino

Muchas veces nos encontramos con que el piso no está presentable para la sesión de fotos. Especialmente cuando hay inquilinos que todavía viven dentro.

Esto provoca fotos menos atractivas (se ven botellas, trapos, etc.).

Te aconsejamos que les hagas una serie de peticiones previas a tu inquilino antes de acudir a hacer las fotos:

  • Ten el espacio limpio y ordenado.
  • Las persianas abiertas.
  • Ten la cama hecha.
  • Retira las fotos personales.
  • Quita los utensilios de la cocina.

7. Otros consejos para conseguir la foto ideal para alquilar tu piso

  • Trata de enseñar todas las estancias de la casa.
  • Usa diferentes perspectivas, para que no dé la sensación de que ocultas algo. 
  • Usa fotografías con amplia profundidad de campo, así se verán los objetos nítidos. 
  • Evita los reflejos en las ventanas. 
  • Las líneas verticales no deben aparecer torcidas. 
  • Evita las sombras y la iluminación poco uniforme. 
  • No uses el zoom del móvil, hará que pierda calidad la imagen. Es mejor que te acerques. 
  • No fotografíes frente a una ventana por donde entra mucha claridad, así no tendrás contraluz. 

En conclusión

Como has podido comprobar, hay que tener en cuenta bastante aspectos para conseguir la foto ideal para alquilar tu piso.

Ese el motivo por que en Wolo no nos la jugamos y solo trabajamos con fotógrafos profesionales y agencias especializadas en fotografía para el alquiler.

Así conseguimos sacarle el máximo partido a tu vivienda y la hacemos destacar en el mercado.



¿Todavía no conoces Wolo?

La evolución del alquiler, ya en tu ciudad: 

Deja un comentario