Categorías
Propietario / Inquilino

5 formas geniales de mejorar la eficiencia energética de tu piso

Con la entrada del verano y las subidas de las temperaturas, suele dispararse el uso del aire acondicionado. Por ello, es fundamental ahorrar energía para que no se dispare la factura de la luz en estos meses.  

Además, no solo estarás ahorrando en tu factura eléctrica: también estarás contribuyendo a mejorar la salud del planeta y cuidando del medio ambiente.

Existen muchas formas de ahorrar energía: desde elegir muy bien cada uno de los electrodomésticos que compramos hasta desconectar los aparatos electrónicos cuando no los estamos utilizando. 

A continuación te damos algunos consejos para mejorar la eficiencia energética de tu piso. ¡Toma nota y no desperdicies energía!

¿Qué es la eficiencia energética?

En primer lugar, tendríamos que preguntarnos qué es la eficiencia energética. La eficiencia energética de una vivienda es la energía que requiere para cubrir las necesidades de la misma en unas condiciones normales de ocupación y rendimiento.

Dicho de otra forma, es el uso de un aparato eléctrico, dispositivo o instalación utilizando menos energía para desarrollar el mismo trabajo. 

Por ejemplo, una nevera que enfría la misma cantidad de alimentos empleando menos electricidad que otros refrigeradores.

Por otro lado, mejorando la eficiencia energética de nuestro piso protegemos el planeta mediante la reducción del gasto energético. Las emisiones de CO2 son cada vez mayores y la crisis climática es ya una realidad que no podemos obviar. 

Por ello, debemos empezar a consumir de manera más responsable y emplear electrodomésticos que utilicen menos energía. 

👉 ¿Sabías que la eficiencia energética puede ser un estímulo para encontrar buenos inquilinos? No te pierdas este post con 20 claves principales para alquilar tu piso de forma segura.

Cómo se clasifica la eficiencia energética

Las etiquetas energéticas indican a los consumidores cuáles son los electrodomésticos que consumen menos electricidad. 

Estas etiquetas se encuentran en los electrodomésticos, los coches y también en algunos aparatos de climatización. Por tanto, son una buena forma de aumentar la eficiencia energética de nuestro hogar. 

Como decíamos anteriormente, sirven para promover el ahorro energético. Estas etiquetas están reguladas por la normativa europea, lo que quiere decir que todos los aparatos de la Unión Europea deberán llevarla de forma obligatoria. 

Es una forma rápida de saber cuáles son los dispositivos más eficientes del mercado. Así, podemos encontrar siete niveles diferentes. Es decir, siete etiquetas que van desde la letra  A (aquellos electrodomésticos más eficientes) hasta la G (los aparatos que consumen más electricidad). 

Igualmente, desde el 1 de marzo (tras el cambio del etiquetado) los electrodomésticos que antes aparecían clasificados como A + + + pasaron a la categoría C. De igual forma, los clasificados como A + se convirtieron en clase D. 

Por otro lado, si se trata de la etiqueta de un piso, esta deberá aportar toda la información relacionada con el consumo anual de energía y CO2.

Consejos para optimizar la eficiencia energética 

Podemos mejorar la eficiencia energética haciendo pequeños cambios dentro del hogar. Por ejemplo, utilizando bombillas de bajo consumo o aprovechando la luz natural. ¡Aprovecha estos consejos!

Mejorar aislamiento ventanas y puertas

Existen muchas soluciones para aumentar el aislamiento tanto de las ventanas como de las puertas de tu vivienda. 

  • Aislar el cajón de la persiana. Esta es una de las zonas por donde se escapa más calor. Si tu persiana no cuenta con cierres herméticos deberías instalar paneles o planchas de poliestireno dentro de la caja. 
  • Sellar el cerco. Rellenar el cerco de la ventana con espuma de poliuretano es una de las mejores opciones, ya que también sirve como aislamiento acústico.
  • Burletes para las ventanas. Coloca una cinta selladora adhesiva en el marco de la ventana para crear hermeticidad y evitar cualquier fuga de calor. Puedes hacer tus burletes con silicona, caucho o espuma, aunque la silicona ofrece mejor aislamiento.

Un suelo puede darte muchas alegrías

El aislamiento de los suelos no solo reduce las pérdidas de calor en los meses fríos, sino que también evita el recalentamiento y la entrada de calor durante el verano.

Por ello, un suelo con buen aislamiento puede ofrecerte muchas ventajas si quieres mejorar la eficiencia energética de tu piso. 

Entre los principales tipos de aislamiento se encuentran los siguientes:

  • Aislantes minerales. Están fabricados a partir de arena fundida y sirven también para el aislamiento acústico. 
  • Aislantes reflexivos. Compuestos por varias capas de burbujas de polietileno y aluminio. Además, se instalan con grapadoras y permiten ahorrar espacio. 
  • Aislantes sintéticos. Podemos encontrar desde el corcho blancho hasta el poliestireno extruido o el poliuretano.
  • Geotextil. El geotextil está elaborado a partir de materiales textiles reciclados y reciclables. Tiene características tanto térmicas como acústicas.

Apagar equipos y no dejarlos en standby

¿Eres de los que dejan el televisor en ‘standby’? Deberías dejar de hacerlo si quieres evitar el consumo fantasma y mejorar la eficiencia energética. 

Mantener los equipos electrónicos en reposo es muy cómodo, ya que podemos hacerlo con el mando a distancia sin tener que levantarnos. Sin embargo, esto supone un gasto de electricidad añadido ya que siguen consumiendo energía.

Pero eso no es todo: los electrodomésticos en ‘standby’ permanecen en funcionamiento. Por tanto, al realizar ese gasto también estás acortando su vida útil.

Elegir una vivienda debidamente orientada

Si estás pensando en comprar o alquilar una vivienda debes tener en cuenta que la orientación sur es la que más luz recibe, mientras que la orientación norte solo tendrá un poco de luz en verano. 

En climas excesivamente calurosos se debería evitar una exposición directa al sur, especialmente en los meses de verano. Para ello, se pueden utilizar toldos o recurrir a sistemas de aislamiento térmico. Esta última opción, sin duda, es más eficiente. 

Las orientaciones este y oeste son buenas alternativas al sur. En lugares de climas fríos es aconsejable que esté orientada al oeste, mientras que en los climas cálidos funciona mejor la orientación este. 

👉 Pásate por este post si quieres saber quién paga las reparaciones en un piso en alquiler.

¿Cuánto se puede ahorrar optimizando el gasto energético?

Según la OCU, la Organización de Consumidores y Usuarios, es posible ahorrar hasta 256 euros al año aplicando pequeños cambios en nuestros hogares. Así, en España se podrían ahorrar hasta 21.000 millones de kilovatios, es decir, casi 3.500 millones de euros. 

Así, para ahorrar en gasto energético, la OCU recomienda revisar la tarifa y la potencia contratada y comprobar si es la que realmente necesitamos. De hecho, solo con reducir en un kilovatio la potencia es posible ahorrar hasta 50 euros al año. 

Con todo, tal como subraya la OCU, existen una serie de recomendaciones para mejorar  reducir el consumo de cada aparato entre un 10 y un 50 por ciento:  

  • Ahorro del 40 % en la lavadora (unos 19 euros). Separar la ropa por colores para poder utilizar programas fríos.
  • Ahorro del 20 %  en el lavavajillas (unos 13 euros). Utilizar los programas ‘eco’ (a 50 grados) en lugar de los programas habituales a 65 grados. 
  • Ahorro del  50% en el horno (unos 21 euros). No precalentar mucho tiempo y apagar antes de que acabe la cocción (cinco minutos antes). Tampoco se debe abusar de la función grill ya que consume el doble.
  • Ahorro del 30% en la nevera (unos 41 euros): Los frigoríficos modernos consumen hasta un 60% menos que los de hace 15 años. Es importante que no esté cerca del horno, la ventana o el radiador. 

Conclusiones

  • La eficiencia energética no solo te ayuda a ahorrar en tu factura de la luz: es un modelo responsable de consumo. 
  • Es posible ahorrar una gran cantidad de energía aplicando pequeños cambios dentro del hogar.
  • Antes de comprar cualquier aparato electrónico es fundamental revisar el etiquetado de eficiencia energética. 
  • Si estás pensando en comprarte una vivienda o en alquilar, antes de tomar una decisión deberías valorar la orientación del piso.

Por supuesto, en Wolo te ayudamos a encontrar una vivienda que se ajuste a tus necesidades concretas. 

Y, en el caso de que quieras alquilar tu segunda vivienda, también te asesoramos para que encuentres al inquilino ideal.

¡Únete a Wolo! El alquiler online e inteligente.

Deja un comentario