Categorías
Propietario

Impagos en tu alquiler, ¿cómo prevenirlos?

Desde el estallido de la crisis sanitaria en España, prevenir los impagos en el alquiler ha sido de forma muy clara la principal preocupación de los propietarios que se ponen en contacto con nosotros.

Está claro que alquilar un piso con tranquilidad debería ser la norma. Dedicar tiempo a pensar si está todo bien o a preocuparnos porque se produzcan impagos en el alquiler, daños o cualquier otro problema con nuestro piso es realmente agotador y desgastante. El tiempo es oro y perderlo dedicándolo a temáticas que podríamos evitar, o al menos prevenir o minimizar su impacto, carece de sentido.

Entonces, ¿por dónde empezamos?

Prevenir mejor que curar

Elegir a un experto que te acompañe a lo largo de todo el proceso, puede ser de gran ayuda. Sin el conocimiento o la experiencia adecuada es difícil estar tranquilo de tenerlo controlado y de que nada se escape.

La etapa de búsqueda de inquilino es fundamental y empieza mucho antes del estudio de morosidad y solvencia económica y social. Perfilar el anuncio hacia el inquilino que estamos buscando y saber quién es el inquilino ideal para nuestro piso es muy importante. Como hemos comentado en nuestro artículo “Guía Básica para alquilar tu piso con tranquilidad”, no todos los pisos son para todas las personas.

Debemos prestar especial atención a cada contacto telefónico, personal, visita o mensaje que se produzca en el camino. En esta instancia obtendremos información valiosa sobre el perfil de nuestros inquilinos potenciales.

Existen asesores expertos con los que podemos contar que desarrollan esta actividad cada día y tienen mucha experiencia en establecer estos contactos. Seguro aportarán mucho a prevenir los impagos en tu alquiler.

Encontrar a mi inquilino ideal

Hacer un scoring económico y social

Esto es algo que aplicamos en Wolo y que nos da muy buenos resultados. De hecho, a día de hoy no hemos tenido ni un solo caso de impago en el alquiler por parte de los inquilinos que cuidadosamente seleccionamos y presentamos a los propietarios que alquilan su piso con nosotros.

Scoring económico:

Permite hacer un análisis de solvencia económica y conocer el historial de morosidad de la persona interesada. Por lo general se realiza a través de entidades privadas como aseguradoras o bancos. En nuestro caso, hemos desarrollado un sistema propio que nos permite realizar un estudio profundo de los aspectos económicos claves (nivel de ingresos, antigüedad laboral, tasa de esfuerzo, morosidad, entre otros) y que validamos con la empresa de seguros DAS para hacer un doble check y agregar una capa más de seguridad al proceso y prevenir que se produzcan estos impagos en el alquiler.

Scoring social:

Este es un punto que muchas empresas del sector inmobiliario pasan por alto y que no por eso es menos importante, todo lo contrario. El scoring social nos permite desarrollar un perfil en base a la actividad en redes, experiencias previas y una carta de presentación que el mismo candidato realiza, y que permite conocer con mayor profundidad a la persona que alquilará nuestro piso.

Este estudio es fundamental para minimizar el riesgo de que se produzca un impago en el alquiler, y facilitar esta información aprovechando las facilidades tecnológicas es algo que, si lo utilizamos de la manera correcta y respetando siempre la privacidad, ofrece grandes ventajas a la hora de alquilar un piso con seguridad.

Referencias de otros propietarios:

Este es otro de los factores que analizamos en Wolo y que forma parte del scoring social. Da sin dudas más confianza a los propietarios y oportunidades a los inquilinos. Simplemente solicitamos una breve carta de recomendación a los propietarios de el o los pisos donde el potencial inquilino ha tenido experiencias previas comentando algunos aspectos básicos sobre comportamiento, cumplimiento de obligaciones y comunicación entre otros. Esto nos da la seguridad de que es una persona respetuosa, responsable y que no ha generado ningún tipo de problema de relacionamiento con el propietario, o sus vecinos.

Contratar un seguro de impagos

En el último año se ha popularizado más que nunca la contratación de este tipo de producto. Es normal, ya que nadie está a salvo de que pueda ocurrir un imprevisto a nivel laboral o personal y es mejor estar respaldado. Más aún en los tiempos que corren. 

Este seguro se contrata por parte del propietario pero a quien se asegura es al inquilino, por lo que no cualquier perfil puede ser asegurado. El solo hecho de ser aceptado por el seguro es relevante y da confianza. De esta manera, si se produce un impago, se activa la póliza y la entidad aseguradora pasa a pagar el coste del alquiler durante el período en que el producto esté activo.

Por ejemplo, si contratamos un seguro de impago de 6 meses, este será el tiempo durante el cual la compañía de seguros se hará cargo del valor del alquiler.

Por lo general tienen un mes de carencia (se produce el impago el mes 1, el seguro empieza a pagar el mes 2) y cubren más que solo la renta. También daños producidos por un inquilino que no quiere dejar el piso, cambios de cerradura, desahucios, y costes de litigios o procesos judiciales, entre otros.

Pero existe algo incluso mejor que contratar un seguro de impago y es contratar un servicio de renta garantizada.

El servicio de Renta Garantizada

El servicio de renta garantizada se puede resumir como la combinación de todos los anteriores. Además de una publicación orientada al inquilino ideal para cada piso y propietario, un seguro de impagos DAS, un análisis en 2 niveles de los inquilinos potenciales (scoring económico y social), y las referencias de antiguos propietarios. El servicio de renta garantizada ofrece la certeza de saber que cobraremos el alquiler un día concreto del mes. En nuestro caso, pagamos la renta el día 5 de cada mes sin carencias, ni excepciones.

Garantizar el cobro de mi alquiler

Por nuestra experiencia, podemos decir que este es el producto que más buscan aquellos propietarios que no quieren correr riesgos financieros, ni vivir preocupados por lidiar con inquilinos problemáticos o empresas de seguros. Propietarios que quieren tener la seguridad y la certeza de que cada mes cobrarán su alquiler, pase lo que pase.

El servicio puede también incluir la comunicación e intermediación entre inquilino, propietario y terceras partes involucradas. Es en definitiva un producto integral a un coste muy competitivo. En Wolo, más del 85% de los propietarios con los que trabajamos han elegido esta opción.

Vivimos tiempos en donde la incertidumbre parece ser la norma y la seguridad en el cobro del alquiler es más importante que nunca. Las facilidades están sobre la mesa y a un click de distancia. Es nuestra decisión aprovecharlas y recorrer el camino hacia nuestro próximo alquiler con tranquilidad y confianza.

Coméntanos, ¿qué te ha parecido este artículo? Compártelo con quien quieras.

¿De qué te gustaría que hablemos en nuestra próxima publicación?

Si quieres garantizar tu ingreso o simplemente buscar a tu inquilino ideal, no dudes en contactarnos.

Enviar email
Enviar WhatsApp