Categorías
Seguridad - Propietario

¿Cuáles son los riesgos de alquilar mi piso?

riesgos de alquilar mi piso

En los últimos tiempos debido, entre otros factores, a la crisis económica derivada del estallido de la burbuja inmobiliaria y al encarecimiento del precio de la vivienda, ha aumentado exponencialmente la demanda de pisos en alquiler en nuestro país.

Sin embargo, desde el punto de vista de los propietarios de una vivienda en muchas ocasiones el hecho de poner un piso en alquiler, más que una fuente de ingresos, se considera una preocupación.

No es de extrañar, contando con los diversos riesgos que asumen los propietarios a la hora de suscribir un contrato de alquiler de vivienda. Hasta el punto de que muchos experimentan verdadero miedo a alquilar.

Tal preocupación es normal, dado que los riesgos de alquilar un piso son variados y, en algunos casos, nos pueden complicar la vida bastante… o no.

Veámoslo en profundidad.

Retrasos o impago de la renta

Sin duda, una de las mayores preocupaciones de los propietarios a la hora de alquilar es dar con un inquilino moroso o que se retrase constantemente en el pago de las rentas del alquiler.

En definitiva, que el inquilino no dé debido cumplimiento a sus obligaciones de pago es el mayor quebradero de cabeza de los propietarios. Tendrán que acudir al auxilio de los juzgados y tribunales para dar solución al problema, tanto para echar al inquilino incumplidor de la vivienda, siguiendo el correspondiente procedimiento de desahucio, como para reclamar judicialmente las rentas y cantidades de dinero impagadas que el inquilino deba al propietario.

Puesto que esta es la única arma con la que cuentan los propietarios ante el impago de las rentas, con los costes y molestias que ello puede conllevar (por no hablar del largo período de tiempo que puede transcurrir), es lógica la preocupación por la solvencia y formalidad de la persona a la que van a alquilar su vivienda.

Este es uno de los motivos por los que en Wolo contamos con el servicio de alquiler garantizado. Con él aseguramos el cobro de tu alquiler a través de una pasarela de pagos segura, lo depositamos en tu cuenta en la fecha pactada y te informamos de la transacción. Cobrarás tu alquiler el día 7 de cada mes, pase lo que pase.

Utilizar un contrato de alquiler mal redactado

Otro de los principales riesgos de alquilar un piso, viene dado en el propio contrato de alquiler que se suscriba con los inquilinos; y es que hoy día es común recurrir a modelos estándar que podemos descargarnos gratuitamente por Internet.

Sin embargo, este en apariencia inofensivo gesto entraña grandes riesgos. Podemos emplear un modelo desactualizado o que no se adapte a nuestra situación particular, de modo que, sin saberlo, firmemos una serie de cláusulas que nos perjudiquen como propietarios y que, en ocasiones, dan lugar a malentendidos o nos coloquen en una situación donde nos encontremos “atados de pies y manos” frente a posibles abusos o situaciones por parte de los inquilinos.

Por ello, en Wolo también nos ocupamos del papeleo y además de manera digitalizada. Para que sean accesibles para ti en todo momento, desde cualquier lugar y con cualquier dispositivo.

Deterioro del inmueble

Además de las cuestiones jurídicas o económicas, otro de los principales riesgos de alquilar una vivienda es el estado en el que nos la vamos a encontrar cuando retomemos la posesión.

Es por ello que debemos ser cuidadosos a la hora de elegir al inquilino apropiado; si las empresas siguen un proceso de selección para escoger al candidato adecuado a la hora de firmar un contrato de trabajo, a nosotros nos toca ser igualmente cuidados a la hora de seleccionar a nuestro inquilino ideal.

Para Wolo es tan importante el proceso de búsqueda del inquilino que no solo validamos su situación económica (nivel de ingresos, tasa de esfuerzo, morosidad…); sino que realizamos una validación social y buscamos referencias de otros propietarios anteriores.

Incidencias y reparaciones vivienda alquilada

Lo habitual es que las averías corran a cargo del propietario de la vivienda, por ejemplo, la avería de electrodomésticos o humedades en el techo. Pero hay una excepción: las que se producen por un mal uso (negligencia) o daño intencionado (dolo) por parte del inquilino. En ese caso, es el inquilino quien debe pagar esos gastos de reparaciones.

Esto se estipula en el contrato de alquiler, para que no haya problema a posteriori a la hora de cancelar el contrato de alquiler.

Trámites administrativos

Una cuestión que no todos los propietarios tienen en cuenta a la hora de alquilar un piso son los trámites administrativos que están obligados a seguir a la hora de formalizar el alquiler, tales como pagar los correspondientes impuestos, incluir las rentas en su declaración de IRPF o depositar la fianza en el órgano autonómico competente para ello.

Estas cuestiones, aparentemente formalidades que podemos pasar por alto, no son un tema baladí ya que pueden dar lugar a que se inicien procedimientos de inspección y sancionadores frente al inquilino, que pueden finalizar con la imposición de cuantiosas multas y recargos.

¿Cómo puedes evitar los riesgos de alquilar tu piso?

Como hemos podido observar, no son pocos los riesgos de alquilar a los que un propietario debe hacer frente cuando decide poner su piso en alquiler, muchos de los cuales, de producirse, nos traen por desgracia más de un dolor de cabeza. Es importante a la hora de alquilar, hacerlo con total tranquilidad.

Por ello, lo mejor es dejarse asesorar por profesionales del sector. Encomendarles la tarea no solo de seleccionar a un buen inquilino con base en su experiencia y competencia profesional; sino también para que nos garanticen que el contrato que se firme esté correctamente redactado y contenga cláusulas afines a nuestros intereses y acordes con la legalidad vigente.

En definitiva, el equipo profesional de Wolo valorará tu propiedad y te propondrá el mejor precio acorde al mercado. Se encargará de realizar las fotografías de tu vivienda, promocionará el anuncio de tu piso, buscará por ti al inquilino perfecto y realizará un seguimiento detallado y personalizado 100% para que siempre te sientas acompañado.

Si estás pensando en alquilar tu piso, estás en el lugar adecuado: ¿hablamos?

Enviar email
Enviar WhatsApp